Todos lo que necesitas saber sobre el pescado y otros productos ecológicos.



Cómo mejorar la calidad de vida de los pacientes de cáncer con  ácidos grasos Omega 3.

Los ácidos grasos Omega 3 pueden ayudar a mejorar el tratamiento y la calidad de vida en pacientes con cáncer, un hallazgo esperanzador de científicos británicos.
Ya se sabía que el Omega 3, una grasa poliinsaturada “buena”, protege el corazón y el cerebro, que es un gran aliado contra la diabetes y el Alzheimer, y por si esto fuera poco, alarga la esperanza de vida.                                      

  Pero ahora, se le suma una nueva virtud. La adición de ácidos grasos Omega 3 a los medicamentos anti-tumorales, puede mejorar la respuesta al tratamiento y la calidad de vida de los pacientes con cáncer, según un estudio realizado por investigadores de los Hospitales de la Universidad de Leicester, en Reino Unido.

Puedes ver el artículo completo AQUÍ.



-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por qué no consumir Panga.



Este nuevo Pescado asiático lo venden en los supermercados como Filete de BASA a precio muy barato, es un pescado de cultivo intensivo/industrial en Vietnam, está invadiendo el mercado debido a su precio.

Esto es lo que hay que saber sobre el panga (basa): lo cultivan el río Mekong (Vietnam) y es uno de los ríos con mayor contaminación del planeta por lo tanto los pangas (basa) están infectados con elevados niveles de venenos y bacterias (arsénico de los residuos industriales, tóxicos y peligrosos subproductos, del creciente sector industrial), metales contaminantes, fenoles policlorados (PCB) o DDT y sus (DDTs), clorato, compuestos relacionados (CHLs), hexaclorociloxano, isómeros (HCHs) y hexaclorobenceno (HCB).

En los Estados Unidos, han prohibido su importación, debido a la presencia de sustancias contaminantes y la sospecha que podría contener antibióticos.

No hay nada natural en los pangas (basa), son alimentados con peces muertos, restos de huesos y con una harina de América del sur, la mandioca y residuos de soja y grano, obviamente, este tipo de alimentación no saludable no tiene nada que ver con la alimentación en un ambiente natural.
Es lo más parecido a la alimentación de las vacas locas (vacas, que fueron alimentadas con vacas, se acuerdan?).

Puedes ver el artículo completo AQUÍ.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Disfruta el Omega 3 en los ácidos grasos polinsaturados.

Un pescado que es rico en Omega 3 es la trucha, porque tiene la característica de provenir de aguas bien frías, a continuación te indicamos cómo puedes acompañar la trucha para que le saques provecho a su Omega 3 y de paso tengas variedad de opciones al momento de prepararla.


Una buena manera de preparar la trucha es apanada, la puedes acompañar con una ensalada de lechuga, que también es rica en Omega 3 y en ácidos grasos poliinsaturados. Lo mejor de esta opción es que tienes un plato ligero que puedes usar hasta en la cena. Para consumir buen Omega 3 a través de la trucha, también podrías prepararla con patatas y llevarla al horno.



Puedes ver el artículo completo AQUÍ.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Consumo de pescado contra la depresión.

Un nuevo estudio lanzado por la Escuela de Medicina de la Universidad Qingday de China descubrió una correlación directa entre el consumo de pescados ricos en ácido Omega-3  (lo que se conoce como el salmón, el atún y las truchas) y una reducción en el riesgo de desarrollar depresión.

La investigación  contó con la participación de 150.000  personas y se desarrolló a partir de 2001. Los resultados muestran que los consumidores de pescado mostraron un 17% menos de signos de depresión que quienes no lo  comen.

El análisis, que fue publicado en el Journal of Epidemiology and Community Health (Semanario de Epidemiología y Salud Pública), sugiere que la principal razón por la que la ingesta de pescado podría evitar síntomas depresivos es la presencia de ácidos grasos, los que tendrían un alto impacto en la actividad cerebral.

Se cree que estos elementos juegan un rol en la secreción de dopamina y serotonina, dos hormonas relacionadas directamente con la depresión.
La conexión incluso podría ser mayor: una de las conclusiones postula que las personas que comen pescado de forma regular son, en general, más saludables y eso provoca un impacto directo en el bienestar mental.


Puedes ver el artículo completo AQUÍ.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pescado ecológico. ¡Anímate a probarlo!


Cuando pensamos en alimentos ecológicos, la primera referencia siempre son las verduras, hortalizas y frutas. Son, sin duda alguna, los primeros productos que entran en la cesta de la compra ecológica. Si no somos vegetarianos, el segundo paso que damos nos lleva a probar la carne ecológica. Pero ¿qué ocurre con el pescado? Pues también existe pescado ecológico aunque es todavía un desconocido para la mayoría de los consumidores.

La producción de pescado ecológico está íntimamente unida al desarrollo de la acuicultura, el sistema que permite el cultivo de pescado. Una práctica que se remonta a la época de los romanos pero que hoy se ha convertido en una actividad imprescindible para poder satisfacer las necesidades de consumo de la población mundial. El aumento masivo del consumo de pescado en todo el mundo provocó la necesidad de desarrollar nuevos sistemas de cultivo de pescado y ampliar las especies que podían cultivarse ante el peligro de agotamiento de los caladeros.


Puedes ver el artículo completo AQUÍ.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mercurio en pescados de gran tamaño.


La Voz de La Palma.com -- El mercurio, un metal neurotóxico de efectos severos sobre nuestra salud, está presente en el organismo de los españoles en una proporción que multiplica diez veces los niveles medios encontrados en ciudadanos de Alemania, Estados Unidos y Canadá, según un estudio del Instituto de Salud Carlos III publicado en abril de 2011. El trabajo apuntaba como principal causa del problema a la elevada ingesta de pescado de mar -45 kilos por persona y año, más del doble de la media europea- y a la indudable contaminación de los mares y organismos marinos. Por ello, la Agencia Española para la Seguridad Alimentaria ha recomendado a embarazadas y niños no comer pez espada y atún,  aunque otras especies salvajes de gran tamaño –como caballa gigante, aguja, pargo alazán, tiburón o blanquillo- también presentan elevados niveles de compuestos mercuriados. Y no son los únicos casos de “pescado contaminado”.



Puedes ver el artículo completo AQUÍ.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Widget